DECÁLOGO DEL PROFESOR

 

UN PROFESOR DE LAS ESCLAVAS SABE:

·     ESCUCHAR A SUS ALUMNOS, RESPETARLOS, COMBINANDO SIEMPRE LA TERNURA Y LA FIRMEZA

·   SACAR LO MEJOR DE SUS ALUMNOS, POTENCIANDO SUS FORTALEZAS Y AYUDANDOLES A SUPERAR SUS DEBILIDADES.

·     ASOMBRAR A SUS ALUMNOS, CONTAGIANDO EL GUSTO POR APRENDER

·  ILUSIONARSE POR LA MEJORA CONTÍNUA DE SU PRÁCTICA DOCENTE, BUSCANDO NUEVOS CAMINOS, CREANDO NUEVOS RECURSOS Y ADAPTÁNDOSE A LAS NUEVAS CIRCUNSTANCIAS

·   TRABAJAR EN EQUIPO, COMPARTIENDO SUS  BUENAS PRÁCTICAS Y VALORANDO LA DE LOS DEMÁS CON HUMILDAD

·     SER  EJEMPLO PARA EL ALUMNO, CON COHERENCIA ENTRE LO QUE SE HACE Y SE DICE

·     TENER PACIENCIA Y AUTOCONTROL